Vestidos

"Si mami tiene vestidos de Desigual, ¡yo también quiero!" Vestidos con lentejuelas reversibles, estampados llenos de color y alegría, bordados y tules... Tan dignos de una princesa, ¡que hasta Anna y Elsa de Frozen se apuntan a la fiesta!